UVDE_TapaEbook96dpi.jpg

ANDREA GARCÍA R.

Un volcán de emociones

© 2020, Andrea García R.

© de esta edición:

Ediciones Venado Real

edicionesvenadoreal@gmail.com

Primera edición: abril de 2021

ISBN: 978-9915-9363-1-4

Dirección editorial y corrección: Juliana Del Pópolo

Edición y corrección: Chiara Rodriguez

Diseño de cubierta e interior: H. Kramer

Reservados todos los derechos.

No se permite la reproducción total o parcial de esta obra, ni su incorporación a un sistema informático, ni su transmisión en cualquier forma o por cualquier medio (electrónico, mecánico, fotocopia, grabación u otros) sin autorización previa y por escrito de los titulares del copyright. La infracción de dichos derechos puede constituir un delito contra la propiedad intelectual.

Índice

Nuestro comienzo

Ella

Ella es así

Ella y la miel

Ella en los días grises

Cuando lo conocí

La ilusión y los deseos

Deseos

Ojalá

Cuando te vea

Los deseos que esconde mi piel

Deseos ocultos

¿Te follo, te verso o te beso?

Ilusión

(Des)ilusionarme de ti

Reconozco

A las heridas que me provoqué

Mensaje para ti que te sientes usada

Una mirada al cielo

Muriendo la ilusión

Volver a verte

Cuando te volví a ver I

Sentirse perdida y rota

Buscando una escapatoria

Veintiún versos en honor a tu herida

Verso I

Verso II

Verso III

Verso IV

Verso V

Verso VI

Verso VII

Verso VIII

Verso IX

Verso X

Verso XI

Verso XII

Verso XIII

Verso XIV

Verso XV

Verso XVI

Verso XVII

Verso XVIII

Verso XIX

Verso XX

Verso XXI

Despertar a la realidad

Cuando te volví a ver II

Enfrentando mis miedos

Libre y desnuda

Necesitaba encontrarme

Vencedora

El presente que quiero

Mujer

Recuerda

Al final

Sociedad

Ella

Quiérete

Un nuevo comienzo

Se siente bien

De mí para mí

Agradecimientos

Sobre la autora

A todas las personas que luchan por ser lo mejor de sí,
aun con el alma rota.

Nuestro comienzo

Ella

Ella es como una combinación de magia y arte,
indescriptible, algo así como la poesía.

Ella es así

Ella es única,
tiene mil heridas,
pero nada nunca le impidió volver a amar.

A veces ingenua,
nada evita que vuelva a confiar.

Ella es espontánea,
jamás sigue un plan,
vive en su mundo sin reglas.

Ella es así,
triste y alegre;
de a ratos entera y por momentos en pedazos.
Jamás en término medio, vive de esa manera,
con todo por los extremos,
así siempre se encuentran sus sentimientos.

Es fuego,
y le encanta el sexo.

Ella es una chica melancólica,
vive de amores imposibles
y de reparar su piel.

Ella, una chica triste
con el alma en la espera de risas,
de conquistas.
Ama el baile
y las aventuras,
desde las que suceden en la playa,
hasta los juegos en la cama.

Ella es única,
una trigueña con pasión en la sangre,
amante de bailar al ritmo del tambor,
y, en ocasiones, al del son.

Ella,
una combinación de paz y guerra,
a veces diabla,
a veces tierna,
con un volcán de emociones atorado en el pecho,
baila cada vez que quiere
para desquitar sus penas
y alegrar el alma.

Ella y la miel

Cuando se lo propone, es miel,
cuando quiere serse fiel,
es libre.

Ella tiene un alma noble,
pero le hace falta cariño
y por eso lo brinda.

Le falta afecto del exterior,
pero tiene de sobra por dentro.

Ella es amor, es pasión, es todo eso que pedimos al corazón.

Ella es grande porque sabe perder,
y no sabe mentir.

Es luz en medio de cualquier tempestad,
es calma para quien necesita alivio.

Es dulce, siempre lo es,
incluso con aquel que no lo merece,
y a veces eso es lo que más la daña.

Ella en los días grises

Ella es débil,
sobre todo cuando trata de ser fuerte,
pero, sin darse cuenta, reconocerlo la convierte en valiente.

En los días malos
jamás puede ocultar que está mal,
le cuesta reprimir lo que siente,
pero no es algo que quiere.

Ella es así,
muy dulce
o muy difícil de tragar.

Cálida y en ocasiones fría,
espontánea y conservadora.
Tiene mil historias ajenas en su cabeza
con las que puede salir a flote,
pero con las de ella se ahoga, se siente presa.

Se considera la chica melancólica en sus días tristes,
en ocasiones heroína,
el paño de lágrimas de muchas de sus amigas,
pero no se sabe salvar ella misma
cuando la nostalgia inunda su pecho.

Cuando lo conocí

Estar acostumbrado a tener compañía
será la principal motivación para estar
con cualquiera, aun sin amarlo.